Antes de nada vamos a recordar qué es una colaboración. Una sesión de colaboración es aquella en la que todas las partes (modelo, fotógrafo, estilista, MUA…) participan de forma desinteresada. O, mejor dicho, sin cobrar, porque sí están interesados en algo: Obtener como resultado fotos que sean valiosas para ellos por algún motivo.

En el caso de modelos o fotógrafos que empiezan, cualquier tipo de foto es interesante. Si tienes más experiencia, te vuelves mucho más selectivo. En mi caso, solamente hago sesiones de colaboración para mi trabajo personal. O sea, no hago sesiones de colaboración para hacer fotos para tu book o con fines comerciales. Si necesitas fotos “bonitas” para tu book, del tipo que toda modelo necesita pero no aportan nada al fotógrafo, no dudes en preguntar mis tarifas. Soy barato. También me alegra mucho que estés poniendo en marcha tu pequeño negocio. Te podré hacer un buen precio pero, igual que tú, no trabajaré gratis.

Tampoco hago sesiones de colaboración con todo el mundo. Básicamente hay dos requisitos que tiene que cumplir el/la modelo:

– La persona me tiene que aportar algo. Cuesta definir qué es “eso” que tiene que aportar. Suelo basarme en la intuición y la experiencia para decidir si me interesa colaborar con alguien o no.

– Tiene que sentirse cómoda/o con la fotografía de desnudo. El 95% de mis sesiones de colaboración tienen una parte de desnudo. Aunque parezca obvio decirlo, desnudo NO son fotos en lencería. Son fotos sin ropa.

No dudes en preguntarme si estoy interesado en una colaboración. Igual tienes algo que haga que me salte todas mis normas. Lo he hecho antes y lo haré cada vez que me apetezca. Pero no te tomes como algo personal si la colaboración no sigue adelante.

Una sesión de colaboración no es una sesión en la que la modelo tiene un par de horas para hacerse las fotos que tiene en mente. Como he dicho antes, son fotos personales mías. O sea, las ideas las pongo yo. Lo que busco en estos casos es gente que sientan interés por la estética de mis fotos y tengan suficiente confianza como para ponerse en mis manos.

Si quieres unas fotos y no cuadran como colaboración, puedes contratar una sesión de todas formas. Los fruteros sacan dinero de vender fruta. Los camioneros, de llevar mercancías de un lado a otro. Los contables, de hacer cuentas. Será una sorpresa para muchos, pero te contaré un secreto: De donde sacamos el dinero los fotógrafos es, precisamente, de hacer fotos 🙂