Un avance de la primera sesión de una nueva serie. Classy ladies gone wild. Fotos de grupo estrictamente nocturnas, espontáneas, un poco desmadradas, poco técnicas y huyendo de los mejores encuadres. En descampados, párkings y sitios poco agraciados. Hacer fotos de noche puede ser tan divertido! Mira que me gusta la luz natural, pero de noche vale cualquier cosa. Farolas, los focos del coche o simplemente un flash de zapata con difusor… y adelante!

A partir de ahora voy a seguir con esta serie como la única que dejo abierta a colaboraciones de forma regular. Interesadas en algo así, tanto en Barcelona como en Madrid, mensajito. Así os puedo avisar cuando monte la siguiente. Seguramente en Madrid será en dos o tres semanas. Esta vez no terminó en baño y fotos acuáticas nocturnas, pero la próxima fijo que sí. Obviamente no en Madrid (a no ser que alguien me deje una piscina!)