Entiendo que el desnudo es parte importante de mis fotos.  El desnudo (como me gusta tratarlo) aporta intimidad, un punto de fragilidad, intemporalidad y limpieza visual a las fotos.

Para mí no se trata simplemente de hacer fotos de tetas y culos. Hay fotógrafos que se dedican a eso y son auténticos profesionales que consiguen buenos resultados. No creo que mis fotos sirvan para provocar demasiada excitación sexual, la verdad.

El tema del desnudo en general es complicado, y muchas veces no entiendo el uso que le da la gente a adjetivos como erótico, artístico, pornográfico o sexual. Muchas veces se usan de forma absoluta, como si fueran una única verdad, sin admitir otras opiniones. Y mucho me temo que realmente son proyecciones más responsabilidad del que ve la foto que del autor.

Cada uno tiene los límites en un lugar diferente, y hay que aceptar que el tipo de al lado los puede tener en otro sitio. Hay quien cree que, si se ve un tobillo, ya es pornográfico. Otros, que todo desnudo es obsceno y punto. Y hay quien piensa que si no hay tres rubias siliconadas en bolas, un burro, y un payaso haciendo sexo, no es pornográfico. Y yo qué sé! En este mundo hay gente para todo. Mientras nadie me obligue a nada, lo encuentro todo bien. Eso sí, lo del burro lo encuentro mal… No creo que nadie se lo haya consultado.

A veces me preguntan cómo es que no hago fotos de chicos. En realidad no es así. Cuando he encontrado a alguien interesante siempre lo he fotografiado. Pero es cierto que las fotos que he hecho de chicos son diferentes. Más convencionales y menos de mi estilo. Normalmente nosotros somos más cortados y mucho más serios delante de la cámara. También es cierto que, como ser humano de género masculino y orientación heterosexual, mi preferencia personal será un cuerpo femenino en vez de uno masculino. Igual que me puede gustar más hacer fotos a perros que a gatos. Lo que no quiere decir que nunca saldrán gatos en mis fotos. Son preferencias que, evidentemente, siempre influyen.

Sin olvidar que el tema del desnudo masculino puede ser percibido de forma diferente al femenino. Es más fácil considerar agresivo un desnudo integral masculino que uno femenino. Anatómicamente parece ser así. Muchas veces el fotógrafo piensa en quién va a ver las fotos, y cómo las puede interpretar.

Cualquier fotógrafo, sea cual sea el ámbito en el que ha trabajado, ha visto y fotografiado de todo. De todo. Creo que tenemos el listón de “lo normal” más alto que la media de la audiencia. Y muchas veces nos terminamos preguntando qué es adecuado mostrar y qué no. Esto pasa tanto si fotografías gente, cubres eventos locales o eres reportero en una guerra. En el caso del fotoreportaje, se opta por mostrar las cosas con toda su crudeza. Si la realidad es así, adelante. Y en el tema del desnudo, creo que tendría que ser igual. Sea masculino o femenino.

Al dejar de lado esto, tal vez he provocado que mis sesiones con chicos queden un poco descolgadas del resto de mis fotos, y tampoco me gusta. A partir de ahora trabajaré las sesiones y buscaré modelos de la misma forma, indistintamente de su sexo. Seguiré tratando el tema con el mismo respeto que antes, pero es posible que a partir de ahora también veáis desnudos masculinos.