Neil Harbisson. Foto: Albert Jodar

Neil Harbisson se presenta como “el primer ciborg reconocido oficialmente por un Gobierno”. Es artista, tiene 30 años y vive en Barcelona. Nació con un problema: veía en blanco y negro. Introdujo el color en su vida mediante un dispositivo electrónico insertado en su nuca que traduce los tonos en sonidos.

El artículo completo, en El País